martes, 21 de diciembre de 2010

Lo que se masca en el PP cordobés

Armados de impoluta armadura pulida hasta el brillo extremo, lanza en ristre, los caballeros y señoras del PP municipal se enfrentan a las duras hordas rojuelas para erradicar de Córdoba la lacra comunista.
En esa lucha heróica, pagada con dinero del contribuyente cada uno de ellos se pimpla un sueldo de 50.000 euros anuales, invertidos en la durísima labor de patearse todas las calles de la ciudad encontrar ciudadanos descontentos por los ruidos, las losetas, los semáforos, el paro, o lo que sea, y después llevarlos en forma de mociones a los plenos municipales, a los que además añaden y aderezan con mociones contra el gobierno central y la Junta de Andalucía. 
Si de verdad pensaran que todo lo que prometen se puede hacer, el déficit del ayuntamiento de Madrid se va a quedar en una ñoñería de pijos con el que nos espera aquí.
Oigan, de ese trabajo yo también quiero uno.

 
Su pecunio particular se ve mancillado por estas ridículas cifras que se les paga, ya que la mayoría de ellos disponen de ingresos extras que no contabilizan por estar en sociedades o a través de terceros. 
Para más inri, los susodichos, cuando los dejan en el paro por mor de la resolución del alcalde de dejar sin sueldo a cuatro de ellos, se turnan para evitar merma de ingresos, y vociferan a todas las esquinas lo injusto de la situación.
Y ahora un despliegue básico de acciones que nadie quiere mirar:
- El portavoz, el Sr. Nieto tiene a su señora colocada en Cajasur. ¿No hay ningún tipo de código ético que diga que donde uno trabaja el otro no debería ocupar otro puesto?, ah, no que lo del código ético del PP, es como la Inteligencia Militar.
- Otro, también tiene a un hijo colocadito en al misma entidad, al menos este parece que era desde hace tiempo, pero es que él también lleva más que matusalén en el cargo.
- Hay una señora concejala que ha dejado en la indigencia a más de un trabajador en una empresa de Montoro, relacionada con el aceite, y que cuando su nómina iba a ser embargada en el ayuntamiento y por el miedo a verse descubierta por la prensa decidió pagar. Pero aún le queda un juicio por cierre y despido improcedente de varios trabajadores en una empresita de masajes. Y luego pontifica sobre lo divina que es para temas de empleo. 
- El adalid de los parcelistas se permite el lujo de ir sentando cátedra sobre las parcelaciones y en su único mandato hizo un estropicio en el área de la que aún no se ha recuperado. Y todavía seguimos viendo los estragos.(riadas)
- El comisario sigue con su táctica de ser muy serio y moderado, pero esconde su fascismo, y por si acaso y siguiendo los consejos de su compañero de bando se compra una parcela y casa ilegal en la ciudad del vino.
Y del resto apenas si se salva alguno, que al menos tiene la decencia de haberse sacado su oposición y buscar trabajo. Más allá de otros de su misma generación que llevan en eso de lo público desde que salieron de la facultad y no se les conoce ni oficio ni beneficio.
Si esto es lo que tenemos en ciernes que san judas tadeo nos vaya haciendo horas extras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada